TABIQUERÍA SECA. DEFINICIÓN Y VENTAJAS

on 1 febrero, 2021

Desde hace mucho tiempo, se ha venido utilizando el ladrillo como método de construcción tradicional. Hasta hace poco tiempo, no se conocían alternativas existentes, pero con la llegada y la evolución de las placas de cartón yeso, esto ha cambiado para siempre.

Desde que el uso de tabiquería seca empezó a popularizarte en España, se empleaba principalmente en obras comerciales e industriales. Hoy día, el uso de tabiquería seca es cada vez más frecuente también para viviendas privadas, ya sean de nueva construcción, reformas o rehabilitaciones.

Son muchos los motivos por los que cada vez más profesionales se decantan por el uso de tabiquería seca en alternativa al ladrillo, ya que este novedoso método cuenta con innumerables ventajas. Si quieres conocer más sobre la tabiquería seca y cuáles son sus ventajas, quédate y sigue leyendo.

tabique de pladur 

TABIQUERÍA SECA… ¿QUÉ ES?

Se conoce como tabiquería seca a un sistema de construcción de tabiques que utiliza placas de yeso laminado (PYL) atornilladas sobre una estructura metálica de acero galvanizado. Por tanto, al no usar cemento ni argamasa recibe el apellido «seca».

Es muy conocida la marca pladur, por lo que en muchas ocasiones a las placas de yeso laminado se les llama placas de pladur. No debe confundirse, ya que pladur es una marca y no un material en sí. Hay otras muchas marcas conocidas como Knauf o Placo.

La estructura metálica sirve como guía horizontal y vertical, ya que se ancla al edificio, delimitando el espacio dónde se va a colocar el nuevo tabique. Las guías horizontales se fijan al techo y al suelo y las guías verticales se fijan a las guías horizontales.

Las guías dejan unos espacios entre ellas, los cuáles se pueden rellenar con material aislante térmico y/o acústico para mejorar las características del tabique. Las placas de yeso laminado se colocan directamente atornilladas sobre la estructura metálica. Hay diferentes técnicas y tipos de placas, lo veremos más adelante.

 

PRINCIPALES TIPOS DE PLACAS DE YESO LAMINAD

La rápida evolución de la tabiquería seca, ha provocado que a día de hoy, existan placas de yeso laminado muy funcionales y adaptadas a cualquier necesidad. A continuación, nombremos los tipos de placas más relevantes y más utilizadas.

Placas estándar

A este tipo de placas se le conoce como tipo A y son las más utilizadas, “las de toda la vida”. Tienen 2 caras, la trasera de color marrón y la delantera de color blanco. Se fabrican en diferentes grosores y medidas, pero normalmente son de 10, 13 o 15 mm de grosor. Tienen cierta resistencia a la humedad, e incluso se pueden humedecer ligeramente para crear curvas y arcos.

Placas resistentes a la humedad

Se identifican por su color verde y se les conoce como placas tipo H. Estas placas tienen aditivos que reducen la capacidad de absorción de agua.

Son ideales para zonas con elevada humedad permanente como baños y cocinas. Estas placas no son combustibles y mantienen sus propiedades intactas incluso 24 horas en contacto directo con agua.

Placas resistentes al fuego

También conocidas como tipo F y D, tienen un color rosa de fácil identificación. La fibra de vidrio del interior de estas placas proporciona una excelente resistencia al fuego. Hay diferentes placas en función del tiempo que resisten al fuego.

Este tipo de placa debe instalarse en construcciones donde, por normativa sea necesario garantizar resistencia al fuego y también en lugares de riesgo como cocinas, revestimiento de chimeneas, etc.

Placas acústicas

Se trata de placas de mayor densidad y una composición especial destinada a la reducción de ruido. Se identifican por su color azul. Según los diferentes fabricantes, con este tipo de placa se puede llegar a conseguir reducir el ruido hasta 4 dBA.

Son apropiadas para aquellos lugares donde la ausencia de ruido se hace indispensable, como hoteles, escuelas, hospitales, etc. pero cada vez con más frecuencia se están instalando en viviendas familiares.

Placas diamante

De color azul claro, son las placas todo-en-uno, ya que reúnen las propiedades acústicas, de resistencia al fuego y de resistencia a la humedad. Son, por tanto, las placas más completas. Están fabricada por una mezcla de yeso y fibra de vidrio.

Las magníficas prestaciones técnicas, como su gran versatilidad, las hacen idónea para zonas de alta concurrencia, donde los tabiques pudieran recibir golpes, zonas de humedad media y lugares donde se cuide el aislamiento acústico.

Placas de elevada resistencia

Estas placas de tipo I están diseñadas para tener una mejor resistencia a golpes e impactos. Podría decirse que son un producto intermedio entre las placas estándar tipo A y las diamante. Son fácilmente reconocibles por su color amarillo. Gracias a su composición, estas placas también poseen excelentes capacidades aislantes de ruido.

Están especialmente indicadas para zonas con elevado aglomeramiento o propensas a recibir goles o impactos, como colegios o centro comerciales.

Placas antirradiaciones

Son un tipo de placa muy especial, ya que están formadas por dos capas, una de yeso y otra de plomo. Cuanto más gruesa sea ésta última capa, mayor será la protección frente a irradiaciones. Estas placas son muy caras por lo que tienen un uso muy limitado.

Debido a sus peculiares características, el uso de estas placas se restringe a aquellos lugares con elevada radiación como hospitales o zonas industriales.

Placas de trillaje

Estas placas tienen una composición diferente, pues están compuestas por dos láminas de estándar unidas por una estructura interna de cartón, llamada trillaje, que proporciona resistencia al conjunto.

Por su composición, son ideales para la construcción de muebles, estanterías, librerías, etc. permitiendo crear muebles a medida de una manera rápida, limpia y económica.

tabique de placas de yeso laminado

 

VENTAJAS DE UTILIZAR TABIQUERÍA SECA

Si algo ha provocado el auge de la tabiquería seca en nueva construcción, rehabilitación y reformas, son las ventajas que este sistema ofrece en alternativa a otros métodos más tradicionales. Aquí te nombramos unas cuántas.

Rapidez de instalación

Al prescindir del tiempo de secado, se reduce considerablemente el tiempo de obra. Esto supone también un ahorro importante en mano de obra

Facilidad de instalación

Al contrario que los antiguos y tradicionales tabiques, las placas de cartón yeso son fáciles de manipular. Para construir un tabique de tabiquería seca, basta con cortar las placas a medida. Además, el hueco que queda en la estructura permite pasar instalaciones fácilmente, sin necesidad de rozas, a la vez que facilita el acceso posteriormente.

Ligereza

Las placas de cartón yeso son muy ligeras, por lo que no supondrán una sobrecarga en los forjados o estructura. El bajo peso de las láminas también facilita el manejo por parte de operarios de obra.

Fácil desmontaje y manipulación

Los tabiques tradicionales requieren de un elevado coste para hacer cualquier tipo de modificación. Sin embargo, el uso de yeso laminado permite cualquier tipo de modificación y desmontaje. Gracias a la cámara de aire se puede mover, modificar y acceder fácilmente a todas las instalaciones.

Limpieza

Uno de los grandes problemas de la construcción con ladrillo es la generación de mucho escombro. Con el sistema de placas de yeso laminado, el único escombro generado son los restos de placas sobrantes, que incluso se pueden aprovechar para cubrir otras zonas.

Aislamiento térmico y acústico

El uso de lanas y materiales aislantes colocados bajo las placas de yeso laminado mejoran el aislamiento térmico y acústico, y por tanto, aumentan el confort a la vez que suponen un ahorro de energía.

Acabado óptimo y liso

Al tratarse de placas prefabricadas, la calidad es muy elevada. El acabo es perfectamente liso, por lo que no se requerirá de un enlucido posterior. Además, soporta muy bien las cargas, por lo que se trata de un elemento muy decorativo.

Resistencia

En general, las placas de yeso laminado son materiales muy resistentes incluso a movimientos del edificio, ya que absorben pequeños movimientos evitando la aparición de grietas.

Adaptabilidad

En la actualidad existen diversos tipos de placas para adaptarse a las características de la obra y al resultado que se desee conseguir. También hay placas resistentes al agua, a la humedad y al fuego, por lo que podrán instalarse en prácticamente cualquier lugar.

2 comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *